Dime con quién andas: 5 regalos para el Día del Amigo.

No tengo un millón de amigos. Tengo pocos pero muy buenos y sí, soy de regalarles para el 20 de julio porque a la amistad se la celebra. Se también todas las dudas que se presentan antes de comprar un regalo, por eso te dejo esta pequeña guía para que asocies cara con objeto y resuelvas el tema de una.
1. Para los naturistas
Las botellas de vidrio con frases, son un excelente reservorio de bebidas que además de seducirnos estéticamente, son más higiénicos por su conformación y no contamina el sabor de las bebidas. Si tenés un amigo o una amiga que se fue a vivir solo hace poco o alguno que todavía conserve bebidas en jarras de plástico, tenemos la solución perfecta: hasta fin de mes o hasta agotar stock, comprando una de nuestras botellas, te llevas la segunda unidad al 50% ¿Lo querés? Ingresá acá.
2. Para los despelotados
Listo, ya estamos todos para arrancar. Vamos que esta noche, la rompemos. Esperen. La o él dueño de casa no encuentra las llaves. Media hora de despliegue tipo SW…

Hogar, dulce hogar


Con el paso de los años y la llegada de nuevos medios y herramientas, cambia el estilo de vida y cambian las costumbres. En este post te contamos algunas de las características del Cocooning, un  fenómeno que nació en los 90, se instaló y seguramente ya forma parte de tu hogar.

Allá por el 92, una consultora identificaba un fenómeno al que denominó Cocooning, un término que viene de cocoon, que quiere decir capullo por lo cual, al hablar de Cocooning estamos hablando de la vuelta al capullo.

Esta consultora, con la llegada de los primeros deliverys de comidas, diagnosticó que con el paso de los años, el individuo, iba a elegir realizar cada vez más tareas desde la tranquilidad de su hogar.

No todo cambió tan radicalmente, pero si nos ponemos a pensar, poco a poco, fuimos adquiriendo usos y costumbres que nos hacen elegir pasar más tiempo en casa, y claro, ni lerdos ni perezosos, el mundo de los negocios y el marketing, se puso a trabajar para cumplir con ese deseo.

Seguramente si formas parte de la generación Millenial, pocas veces, o casi ninguna, fuiste al banco a hacer esa fila larga para pagar un impuesto. No claro, para eso está el home banking o, en su defecto, otros centros exclusivos de pago, con horarios mucho más flexibles.

Así como el home banking, muchas otras herramientas se diseñaron para optimizar tus tiempos y disfrutar aún más de la tranquilidad que solo te brinda tu hogar como por ejemplo, el e-commerce, la educación a distancia o el home office, modalidad que permite cumplir con las obligaciones laborales, sin tener que ir a la oficina. 
Así de silencioso, el cocooning se instaló poco a poco pero la pregunta es: ¿Estás preparado para hacer todo esto que podés hacer desde tu hogar, sin que dejes de disfrutar de ese espacio que antes te hacía sentir feliz cuando llegabas y te sacabas los zapatos después de un día fatal? ¡Claro que si!

Si trabajas o estudiás desde casa, o sos de los que evitan las filas de espera en bancos, supermercados y demás, deberías tener en cuenta desarrollar este tipo de actividades en un espacio pensado para eso. Diseñá un estudio, un escritorio, para poder seguir separando, ocupaciones y responsabilidades, de momentos de ocio y relajación.

El mercado, hoy en día ofrece gran variedad de equipamientos de oficina, adaptables a cualquier necesidad, incluso para que puedas armar tu propio espacio en tu casa. Pensá que la idea de trabajar desde el sillón puede que parezca muy placentera, pero ese sillón no se pensó para que estés varias horas trabajando con la compu. Hacele un bien a tu postura, e invertí en una buena silla de oficina, con un diseño ergonómico pensado para que trabajes o estudies.  Además este espacio puede serte útil para todas las tareas que requieren la economía doméstica, como pagar los servicios, las expensas o el resumen de la tarjeta.

Al pensar en un espacio para desarrollar esas tareas que requieren mayor concentración vas a estar invirtiendo en salud, y podes evitar grandes inconvenientes o discusiones. Sectorizar el espacio, te permite organizarte y saber que los papeles importantes deberían estar en determinado lugar y hasta poner tu atención en trabajar o estudiar cuando estás  entre esas cuatro paredes (que pueden existir o ser virtuales, de acuerdo al espacio con el que cuentes).

No solamente cambió tu casa porque ahora podés estudiar o trabajar desde ella. ¿Te acordás de las cocinas enormes con el comedor diario incorporado? ¿Y del comedor especial para cuando vienen visitas? Ya casi, que no quedan más. ¿Fue solo un cambio debido a las nuevas tendencias que surgieron en la arquitectura o el diseño? ¡No! Más allá del importante cambio de rol en la sociedad de la mujer, su inserción laboral y su capacidad de volverse multitasking, su rol dentro de la casa, ha influido también en la distribución del espacio, desde el punto de vista de la arquitectura, la decoración y el diseño de interiores.

Nos olvidamos de las grandes cocinas, porque ahora ya no se amasan los fideos, o si, pero sólo para ocasiones especiales, pero la mayoría de las veces, el domingo terminamos en la fábrica de pastas de la vuelta de casa, y por ahí, a mitad de semana, cuando estamos cansados, o los fines de semana cuando tenemos invitados, lo solucionamos mucho más fácil: DE - LI- VE - RY.

¿Entonces para que destinar tanto espacio a la cocina si ya perdió su esencia? Lo solucionamos fácil: kitchenette o cocinas con desayunadores o islas, que lo integran con el comedor, que a su vez, también poco a poco fue perdiendo ese rol protagónico de uso para “acontecimientos especiales”, porque en fin, las cosas están para usarlas y ¿Por qué esperar?

Entonces, llegamos a la conclusión de que los cambios sociales influencian claramente en la distribución de los espacios, y en las tareas de los que trabajan para que tu casa, sea realmente tu dulce hogar.

Es simple. Te lo enseñaron en el jardín de infantes: cada cosa en su lugar. Identificá las nuevas funcionalidades que empezaste a desarrollar en casa y ordenate en tiempo y espacio, para evitar que tu casa se transforme en eso de lo que, como te decíamos,  hoy dejas atrás, cuando entrás y te sacas los zapatos.

Comentarios