A guardar, a guardar

Los “lugares de guardado” o almacenamiento resultan ser trascendentales en lo cotidiano. Siempre nos falta algo: una repisa, un placard, un escobero. Pareciera que nunca hay suficiente lugar para guardar “cosas”. En esta entrada, te voy a comentar algunas de las tendencias actuales en términos de storage para el hogar. 
Me gusta viajar. Trato de viajar todo lo que puedo. Durante el año, suelo hacerme algunas escapadas a los pueblitos cerca de Buenos Aires, para descubrir su estilo de vida, su estética y su historia. Ya te contaré de eso más adelante. Los viajes vienen al caso en esta nota porque ahí te conocés con gente. Gente que me hicieron reparar en dos cuestiones. La primera, como muchos me resaltan es la idea de que Buenos Aires tiene las 4 estaciones del año. No se da en todos los lugares del mundo, en algunos lados es un par de días de frío y después una sensación de primavera larga y un verano de esos que por más que te guste el calor, no quisieras estar allí. La otra es casi …

Apapachame


Inauguramos oficialmente la temporada otoño-invierno 2018. Inauguramos el crecimiento exponencial de las ganas de “apapacharse”. Yo al menos, me muero de ganas de sentarme en un sillón y taparme con una mantita. Estas ganas se potencian aún más si se trata de un domingo gris ¿A vos no?

Si sos de las mías, tenemos la suerte que ahora las mantas se posicionaron como un elemento de decoración en los livings y hasta te diría, relevantes. La oferta es variada: hay miles de materiales, texturas, colores, industriales, hechas a mano ¡No te imaginas cuantas! En esta entrada te voy a dar algunos tips sobre mantas de lana (las conocemos así pero no son todas de lana, ya vas a ver) que para mí tienen un “sabor” especial, porque transmiten una cadencia especial. 

Ahora sí, pasemos a los tips. Seleccioné algunos para este blog, asi no te perdés en la búsqueda y vayas derecho a la manta de tus sueños. Tomá nota:

  • Buscate las de materiales que te den un producto final liviano y suave, para evitar la fiaca de salir del sillón y que nos de frío porque usamos una manta muy pesada y la sensación te-rri-ble que te dan las que pican. 
  • Tipos de lanas, hay millones y no todas son lanas. Podés encontrar material con fibras naturales y/o sintéticas, más finas o más gruesas.  Las más gruesas, son más resistentes y durables, mientras que las más finas, las que preferimos en RTC, son las que otorgan más suavidad y confort. 
  • Paleta de colores: depende del uso. Si mientras que mirás la serie en el sillón acurrucada en la manta, te vas a tomar un chocolate caliente o un café, descartá los colores claros porque son más sufridos. 
  • Lavado: no te voy a pedir que las laves a mano, pero tomate el trabajo de seleccionar el programa adecuado del lavarropas (el mío por ejemplo tiene “Lana”) porque en este tipo de material suelen aparecer las detestables pelotitas. 
  • El beneficio de elegir lanas o hilos es que podés encontrar mantas en crochet, dos agujas o telar o una combinación de todas ellas. También están las tejidas a máquina que no pierden su encanto ni un poco. 


Abril llega con sus días más cortos y los primeros frescos. Llegan las ganas de quedarte en casa. De disfrutar de cada uno de tus ambientes. Asegurate de estar bien preparada. 

¡Estamos en contacto!

Un beso.

Nati. 

Comentarios